El género policíaco & family


En los talleres de escritura creativa hemos empezado a trabajar con los géneros de la narrativa. El primero con el que nos enfrentamos es el género policíaco, el noir. ¿Es uno variante del otro? ¿Son dos caras de la misma moneda? Y si nos olvidamos del thriller, ¿no estamos dejando de lado a la tercera cara de una moneda muy rara?

No vamos ahora a dedicarnos a elucubraciones teóricas, cada uno puede dejar en este contexto sus ideas y sus comentarios para enriquecer el debate.

Para ser esquemáticos, vamos a ver cuáles son las características básicas que definen este género:

-el ingrediente que no puede faltar es el misterio: la trama se desarrolla alrededor de la pregunta “¿cómo lo ha hecho?”; según David Lodge, el misterio “es mantenido por un persistente flujo de pistas, indicios y datos desconcertantes”;

-desde el PDV del protagonista, las dos preguntas dramáticas fundamentales son: ¿qué ha pasado? y ¿quién lo ha hecho?

-el ingrediente estilístico para definir las atmósferas y los climax narrativos de este género es el suspense, que según la definición de David Lodge “mantiene el interés del público formulando preguntas y retrasando las respuestas”; su pregunta es “¿qué ocurrirá?”

-la respuesta (el desenlace) suele ser la solución del misterio; no es necesario que haya un crimen de sangre (en el thriller sí lo es), la historia puede ir de un robo, una desaparición o un secuestro de persona;

-el protagonista suele ser un policía o un detective y el antagonista, como no, el culpable, el criminal;

-en los clásicos de la narrativa noir suele haber una mujer fatal ya que el protagonista suele ser un hombre; la mujer fatal representa un puente entre el bien y el mal, es la que perturba la investigación y la concentración del detective, a menudo se pone de obstáculo entre él y su objetivo -coger al culpable;

-fundamental es el contexto social en el que se desarrolla nuestra historia; de hecho, este género es muy querido también porque nos permite entrar en los entresijos del hampa o de la política, indagar en los bajos fondos de la ciudad o adentrarnos en la élite, exponer nuestro punto de vista sobre la realidad que nos rodea y criticar la sociedad, haciendo pasar nuestro mensaje habilmente “escondido” bajo el disfraz de la investigación de un crimen.

Lo que suele caracterizar el thriller es una fuerte presencia de acción, uno o más crímenes de sangre, mucha violencia y la presencia de un antagonista con problemas psiquiátricos.

La película Seven de David Fincher es un ejemplo magistral de cómo se pueden mezclar estos tres géneros, o subgéneros de una misma familia.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s