La cocina del escritor


Hoy hemos tenido un interesante e intenso debate en el taller de la Dámaso Alonso, alrededor de la relación entre lo que contamos, la trama, y cómo lo contamos, el estilo.

Entre otras cosas, se me ha ocurrido una imagen sencilla que quizás puede sacar del atolladero a más de un alumno que está luchando con la dura materia que es la palabra.

Hace unos meses me fui a Roma, mi ciudad, y fui a cenar a una trattoria en Trastevere, uno de los barrios céntricos más antiguos de la capital italiana. Allí probé un plato que no conocía: un tipo de spaghetti (ya que hay varios tipos y medidas) con sardinas frescas y queso pecorino (un queso de oveja especial, de textura parecida a la del parmesano).

Me sorprendió tanto ese sabor, que al volver a Madrid quise reproducirlo en casa para que mi novia lo pudiera experimentar. Sin buscar la receta, fui a comprar sardinas frescas, tenía queso pecorino de Roma, ajo del bueno y aceite de oliva español.

Ese tipo de spaghetti, por supuesto, fui a buscarlo en un supermercado que vende también marcas italianas. Utilizando mis básicos pero eficaces conocimientos de cocina, conseguí al fin reproducir ese plato casi idéntico al original.

El proceso creativo es muy parecido: vamos construyendo las bases de nuestros conocimientos de técnica literaria (esas reglas con las que sabes cómo freír un ajo o limpiar unas sardinas, por ejemplo), leemos muchos libros diferentes para comparar y saber lo que nos gusta (varios restaurantes y varios tipos de pasta con pescado), sacamos de esos libros esas páginas, frases, párrafos o ideas que nos parecen especiales y las memorizamos (el sabor de ese plato y los ingredientes que lo componen, las texturas, etc.), y en casa desarrollamos nuestros textos tratando de recrear esas sensaciones (esos platos literarios).

Lo mismo vale para la poesía, claro, aunque en ese caso no nos preocupan ni la historia ni  los personajes. Se trata de todas formas de producir (o reproducir) a nuestra manera sabores, olores, atmósferas, estímulos, emociones, etc.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s