Edición y autoedición


organigrama editorialEl mundo editorial fue el protagonista del último microtaller que hice en la librería Libros Libres, y que repetiré pronto en la librería Burma (pincha aquí para informaciones).

Un escritor, para moverse en el complejo mundo de la edición, donde no existe la línea recta y donde las ecuaciones raras veces funcionan (2+2 no siempre da 4 como resultado), tiene que conocer el medio (y el miedo, dicho sea de paso).

Tocamos muchos temas, de los que voy a resumir los centrales. Primero: antes de publicar o autoeditarte, tienes que estar seguro de que crees en tu obra y de que tienes un proyecto claro en tu cabeza. No mitifiques a nadie, no creas que las obras salen del bolígrafo por sí solas sin trabajo y no creas en el éxito, ese que está hecho presuntamente de lujo, dinero y películas sobre tu vida.

Hay que hacer distinciones entre lo que es una editorial y lo que es una empresa de autoedición. En el primer caso (ver esquema en la foto), se trata de una empresa más o menos grande, en la que el editor busca y selecciona contenidos, los publica (sin pedirte ni un euro, es más, reconociéndote tus derechos de autor y, quizás, incluso un anticipo) y hace que lleguen a cuanto más lectores.

Luego están las empresas de autoedición: envías tu obra y, si quieres, contratas servicios como corrección, maquetación, ilustraciones, etc., pagas lo que te piden y te envían a casa tus copias. Algunos, como Lulu o Bubok, tienen su propia tienda online, donde puedes vender tu libro.

En medio, hay lo que ayer llamábamos Mordor: el gran ojo de Sauron está por encima de una tierra llena de editores-imprentas “colaborativas” y concursos literarios que esperan a que caiga otro escritor novel con ganas de hacerse famoso y de malgastar su dinero.

La autoedición es un asunto serio. Tú eres tu editor, en tu persona se concentran todas las de la foto de arriba. Escribes, tienes tu proyecto cerrado. Lo llevas a corregir, buscas la opinión de tu lector de confianza o de un profesional. Preparas la maquetación y la portada. Visitas páginas como las mencionadas o te vas directo a la imprenta de tu barrio y pides presupuestos. Sacas unas cuantas copias y preparas unos recitales y unas presentaciones. Buscas librerías que acepten distribuir libros autoeditados. Le pones un precio. Haces promoción online…

Es mucho trabajo. Por eso digo que tienes que creer en tu libro. Si lo envías a editores, asegúrate de que quieran recibir manuscritos y, sobre todo, de que tu libro esté en su línea editorial (en resumen, no envíes una biografía de Massiel a una editorial que se ocupa de heavy metal). Recibirás muchísimos noes. Un montón de noes.

Estamos en una época de cambios radicales y todavía no sabemos hacia dónde vamos. Es un buen momento para experimentar y para no ser miedicas. Pero hay que saber lo que hay y no hacerse ilusiones infundadas que luego desembocan en dolorosas desilusiones.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s