Entrevista con el escritor Matteo Di Giulio


cuentameA veces las redes sociales funcionan. El escritor italiano Matteo Di Giulio (Milán, 1976) me ha encontrado en Twitter, he visitado su blog Cuéntame y enseguida le he enviado un email. Y aquí estamos.

He leído su novela I delitti delle sette virtù (Sperling & Kupfer, 2013), un thriller entretenido ambientado en la ciudad de Florencia durante la época del terrible predicador Girolamo Savonarola. Os invito a conocer a este interesante escritor y a visitar su novedoso blog dedicado a la literatura española.

Cuéntanos cómo nació Los delitos de las siete virtudes.

Nació por un desafío. El editor de Sperling & Kupfer, que me conocía por haber leído otra novela inédita mía, me invitó a probar con el género thriller en un ambiente histórico. Una novedad absoluta para mí. Al principio tuve muchas dudas, pero con el tiempo he empezado a creer en el proyecto y, una vez superado el obstáculo de la investigación, he empezado también a divertirme mucho más de lo esperado. Necesité tres meses de investigaciones y otros tantos para la primera versión. El borrador les gustó y de ahí empezamos a trabajar en la edición y en la reescritura.

Hoy en día veo todo ese trabajo como un desafío conmigo mismo, como un escritor que intenta recorrer un camino nuevo con toda la profesionalidad de lo que es capaz, sin miedo a equivocarse y con muchas ganas de aprender. Fui afortunado al tener una editorial importante que me respaldara desde el principio. Traté de atesorar cada momento para enriquecer mi trayectoria de escritor.

¿Qué nos dicen los personajes de esa época? ¿Qué nos enseñan?

delitti-7-virtuLo primero es que la historia es cíclica y que, después de tantos siglos, poco hemos cambiado. Los que tienen el poder mandan, los pobres siguen marginados. Los que son diferentes –mi protagonista es un chico musulmán en la Florencia católica de la época de Girolamo Savonarola- son utilizados por los ciudadanos de bien como cabezas de turco a la primera ocasión. También en el Medievo y en el Renacimiento eran los bancos y los grandes capitalistas los que gobernaban la política. Era una época de grandes injusticias sociales, de corrupción, de violencia. No me parece tan diferente de la realidad italiana actual, que en un estudio reciente ha sido situada en el último puesto entre los países más corruptos de Europa.

Háblanos de tu trayectoria de escritor y, sobre todo, de cómo has llegado a enamorarte de la lengua española.

Yo empecé como periodista, sobre todo como crítico de cine. A lo largo de muchos años me he ocupado de películas asiáticas, he escrito ensayos y he colaborado con festivales y revistas. Gracias a la ayuda de algunos mentores, empecé a refinar mi escritura. Siendo un gran lector, sobre todo de novela negra, quería intentar escribir narrativa. Empecé con algunos relatos y luego me dediqué a la historia que en 2009 se convertiría en mi primera novela: La Milano d’acqua e sabbia (Milán de agua y arena).

Una vez quitado el tapón, ya no pude parar y he seguido escribiendo, intentando inspirarme siempre en los autores que más he querido y estudiado. Mi segunda novela, Quello che brucia non ritorna (Lo que quema no vuelve) es al mismo tiempo una novela negra y una novela política sobre la memoria de mi ciudad, Milán, que en tan solo veinte años ha cambiado por completo. El giro que supuso Los delitos de las siete virtudes me permitió explorar géneros, tiempos y lugares en los que nunca me había parado a pensar.

Luego he escrito otro thriller histórico, también situado en el Milán de 1501, y una novela negra que habla de viviendas de protección oficial y del extrarradio más degradado. Espero encontrar pronto un editor…

Como lector soy omnívoro. El amor por el idioma español nació al principio en las páginas de algunas novelas que me gustaron mucho, como Soldados de Salamina de Javier Cercas o El corazón helado de Almudena Grandes. Pero el flechazo definitivo llegó cuando conocí a una persona española de la que me enamoré. Empecé a estudiar el idioma y ahora puedo disfrutar de la literatura española en versión original.

Preséntanos tu blog “Cuéntame”: cómo y cuándo nació, con quién colaboras, qué contenidos ofreces…

Cuéntame” es un experimento. La crítica literaria en Italia no se encuentra muy bien, por así decirlo, depende mucho de las modas del momento. Hay excepciones, pero en general todavía no ha saltado la chispa con la novela española, mientras sí se aprecia mucho la literatura latinoamericana. En mi opinión esta era una laguna muy grave que había que llenar.

Así nació este magacín, a mitad entre el blog y la revista literaria, en el que se habla de España a partir de sus autores y de sus novelas –tanto novedades como clásicos. Todavía estamos empezando, la estructura de la web se va definiendo día a día: recojo todos los consejos de esos amigos que saben más de esto y pronto espero encontrar unos patrocinios para ampliar el proyecto y los colaboradores.

Hay un poco de todo: noticias, reseñas de novelas traducidas al italiano o no, artículos, ensayos y pasajes de novelas propuestos como adelanto para nuestros lectores. La intención es la de ampliar nuestro radio de acción también a las entrevistas y a los reportajes desde los festivales literarios.

Hay unos cuantos editores italianos, desde los grandes, como Mondadori, hasta los menos grandes, como Marcos y Marcos, que se han interesado enseguida por el proyecto y nos están ayudando. Espero poder seguir así y aumentar el número de lectores y, por ende, el de los amantes de la literatura española.

¿Qué proyectos tienes para el futuro?

Publicar más novelas –este es mi trabajo, además del de consultor para algunas editoriales y traductor- y desarrollar “Cuéntame” de tal manera que crezca y se convierta en un punto de referencia en el panorama algo cerrado de la crítica literaria. Pero también para que sea un punto de encuentro para los amantes de España que hoy, en Milán, tienen solo la biblioteca del Instituto Cervantes como recurso.

¿Autores y editores españoles pueden dirigirse a tu blog?

Claro que sí, pueden enviarnos notas de prensa, noticias y reseñas, ya que nos ocupamos también de novelas inéditas. A veces es una lástima que incluso los grandes clásicos de la narrativa española, como Max Aub o Camilo José Cela, no hayan encontrado en Italia un espacio adecuado. Para mí sería un resultado importante el contribuir a su difusión.

¿Cómo definirías la situación política y cultural de Italia? ¿Qué puede o tiene que hacer un escritor?

Es una pregunta difícil. En este momento Italia está viviendo una época de recesión tremenda. La crisis económica, sobre todo en un contexto histórico en el que la clase política no consigue encontrar las respuestas, recorta los recursos a todo el mundo. El sector cultural es uno de los que más sufren en este momento negro, pero es justamente de ahí que, en mi opinión, tendríamos que volver a empezar.

No se puede solucionar la crisis económica sin antes resolver la cultural: las ideas nacen en las escuelas, gracias a la educación nace ese espíritu necesario para volver a levantarse.

El mundo editorial también se ve afectado por esta misma miopía que empuja a los que deciden a no asumir riesgos y a ser cortoplacistas, buscando solo el best seller sin invertir en proyectos de mayor calado. Por lo tanto si eres un escritor tienes solo dos opciones: o ya eres famoso o vendes mucho a la primera. Es frustrante, porque parece que estamos jugando a la lotería, mientras que en un clima más sereno se tendría que trabajar todos juntos para encontrar soluciones de calidad, que satisfagan a los lectores y que limiten las pérdidas.

En Italia más del 50% de la población no lee ni un libro al año. Sin embargo, no es una casualidad si las pequeñas editoriales no están sufriendo la crisis de la misma manera, en un momento en el que los grandes grupos tienen las cuentas en rojo. Los pequeños están trabajando con inteligencia, ofrecen productos interesantes y siguen una lógica editorial que le permite al lector aficionarse a su catálogo y confiar en ellos. Tenemos que seguir estos ejemplos virtuosos.

Visita la web de Matteo Di Giulio.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s