Más relatos y programación del taller de creación literaria


conflicto narrativoEn el taller de Creación Literaria de la UPL seguimos leyendo los relatos de “El perro ladraba sin parar”. Se nos ha ido un poco el tiempo con los comentarios y nos quedan por leer otros tres o cuatro.

Esta semana aprovecharemos el tiempo que tenemos para trabajar en un nuevo ejercicio (no os voy a adelantar de qué se trata, por supuesto…) en clase, para luego acabarlo en casa. De nuevo, los leeremos y comentaremos en clase, aunque esta vez me gustaría acabar las lecturas en dos sesiones (puntualidad y brevedad, please… que yo también me enrollo y me gusta entrar en los detalles como a vosotros). 

Lo que más destacaría de la semana pasada es cómo llegar al relato completo. Algunos alumnos han presentado descripciones de hechos o fragmentos de relatos, todos muy bien escritos. Pero, como comentaba en clase, me gustaría subir el listón y perseguir un objetivo más complejo: la escritura de relatos, con su planteamiento y su final.

Como indicación principal y general, he hablado de la importancia del conflicto: por un lado, el personaje es lo que hace, es acción (en la que incluyo también los diálogos y sus pensamientos). Y la acción mana del conflicto: sin conflicto no hay personajes, y sin personajes no hay historias.

Por eso a la hora de empezar un nuevo relato hay que pensar en qué materiales manejamos -frases, ideas, anécdotas, ambientes…- e imaginar un final, una intención narrativa.

Tenemos que incluir siempre un conflicto: no basta con ver a una ambulancia llevarse a un enfermo. Tendremos que pincharle las ruedas a la ambulancia, dar un bandazo, hacer volar por los aires la camilla con el pobre hombre tumbado encima y hacer que aterrice en una huerta llena de hortalizas frescas, aplastándolas todas.

Y no pueden ser hortalizas cualquiera: serán las verduras que le tenían que dar de comer al pobre granjero arruinado por la crisis. Un granjero que antes era, no sé… un director de un banco en quiebra, obligado a retirarse a vivir al campo.

Dicho esto en una improvisación de domingo por la tarde, he pensado en una programación de contenidos para el taller. La propuesta (que puede variar y cambiar, por supuesto), sería la siguiente:

-trabajar el relato desde la situación;

-desde un objeto;

-desde las imágenes;

-desde el final;

-trabajar temas de todo tipo;

-trabajar géneros, incluida la no-ficción (periodismo o artículos basados en hechos reales y contrastados por los alumnos);

microrrelatos.

Todo esto, a través de ejercicios de todo tipo.

¡Hasta el jueves!

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s