Teoría y práctica en creación literaria (UPL)


los-tres-actos-001Tal y cómo anuncié la semana pasada, ayer hablamos un poco de teoría en el taller de creación literaria de la Universidad Popular de Logroño.

Se trata de dos temas fundamentales que todo aprendiz tiene que conocer: los tres actos y el viaje del héroe

Aunque el relato, como género, es formalmente mucho más flexible y puede no desarrollarse necesariamente en tres actos (ni recorrer todos los 12 puntos del “viaje del héroe”), yo siempre digo que estas estructuras profundas, de una manera u otra, siempre subyacen en todo lo literario: cuentos populares, relatos, novelas, películas, teatro.

No se trata tanto de aplicarlas como estructuras rígidas, sino de interiorizarlas para ser más libres y conscientes a la hora de armar y contar una historia. Se trata, más que nada, de ayudarnos con estas herramientas para superar bloqueos y dudas estructurales y de trama.

Sé que no es ni fácil ni intuitivo, y que tendremos que volver a hablar de estos temas. Uno en concreto me parece el más difícil de hacer entender: el del conflicto. Ayer dije que sin conflicto no hay historia, sin conflicto el personaje ni siquiera existe. Pero… ¿Qué es exactamente el conflicto?

Es todo lo que se opone a nuestro protagonista/héroe. Todo lo que le obliga a ponerse en marcha y a vivir su historia. Dos amigos enfrentados por una mujer, una enfermedad mortal, la necesidad de encontrar dinero y/o trabajo, un secuestro, un atraco, el deseo de poner en marcha un proyecto… Todo lo que motiva a nuestro protagonista, tiene que ser conflictivo, meterlo en apuros, enfrentarlo con un mundo que antes desconocía.

Hay dos tipos (por supuesto, casi siempre mezclados e interdependientes): el conflicto interior y el exterior. El primero se genera en la mente del personaje, nace desde sus vivencias particulares, puede ser amor, un problema con las adicciones, una falta de autoestima, etc.

El segundo es un conflicto que se genera fuera del personaje y que, por supuesto, tendrá también consecuencias interiores: una aventura, una acción violenta, el ser testigo de algo, etc.

Sobre todo este andamio se fundamenta y se enreda el “viaje del héroe”: esos doce puntos que mencioné en el artículo de la semana pasada, se desarrollan a lo largo de los tres actos.

Para la semana que viene, también en este taller les he ofrecido la posibilidad de trabajar sobre la actualidad: reflexionar sobre los atentados de París. Pueden hacer con total libertad creativa y forma. El texto no tiene por qué estar ambientado en París y los personajes pueden asumir cualquier punto de vista. Lo importante es esforzarse escribiendo sobre algo tan actual y terrible, siendo creativos y alejándonos de los clichés.

Espacio máximo concedido: dos páginas (unas 600-800 palabras). Como siempre: lo bueno, si breve, dos veces bueno.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s