Libri e cultura in quarantena


La quarantena ha influito sul nostro rapporto con la lettura? La crisi del settore editoriale è strutturale o contingente? Il nuovo avvicinamento tra lettori e autori segna l’inizio di una storia d’amore? È arrivato il momento di un grande sciopero degli scrittori? Qual è il ruolo dello scrittore? Esistono ancora scrittori?

Sono domande intorno alle quali leggo e rifletto da più di quindici anni, da quando ho iniziato a prendermi sul serio il lavoro dello scrittore. Sono domande alle quali, però, non ho mai voluto rispondere teoreticamente, ma per le quali ho sempre cercato riscontri nella prassi, nella realtà quotidiana, nelle manifestazioni concrete di questi problemi, nelle contraddizioni.

Durante la chiusura totale del paese ho continuato a insegnare da casa, ho continuato a scrivere e a leggere come molti altri colleghi.

In questa lunga pausa obbligata ho avvertito anche la necessità di ascoltare, chiedere, rivalutare, rimettere in discussione una serie di cose che, fino a quel momento, tendevo a tenermi per me e a posticipare.

Novità editoriali sospese o cancellate, librerie chiuse, editori sul lastrico, l’intero sistema culturale al collasso, fiere rinviate, i nuovi dati sulla lettura come sempre poco incoraggianti. C’è qualcosa che non va. E allora ho fatto un piccolo sondaggio. […]

Continua a leggere l’articolo.

Escribir en tiempos de crisis


Os dejo el vídeo del directo Facebook que hice el pasado 7 de marzo con algunos amigos y lectores españoles. La idea surgió de la lectura de “Stoner” de John Williams y de la necesidad de repensar el papel del escritor en el marco de la crisis provocada por la difusión del Coronavirus.

Hablo también de mis cuatro novelas publicadas por Click Ediciones: ¡Matadme!, Negro spaghetti, Volvieron cantando y Palabras fugaces.

Si os apetece y os interesa el tema, podéis seguir la discusión abierta en mi perfil Facebook, debajo de este vídeo, o empezar aquí mismo dejando vuestros comentarios.

¡Matadme! desaparece


Portada de la novela “¡Matadme!” de Valerio Cruciani.

Estimadas amigas, queridos amigos:

El próximo diciembre mi novela ¡Matadme! desaparecerá del mercado español y ya no será posible adquirirla. He decidido volver a apropiarme de los derechos del libro para, quizás, darle nueva vida en Italia o para quemarla en una hoguera.

Hasta esa fecha podéis conseguir ¡Matadme! en formato ebook y papel en Amazon y muchas otras tiendas online.

Una reflexión es obligatoria. Esta fue mi primera novela escrita directamente en español y representa mi prima experiencia de publicación con una editorial. Recuerdo la emoción que me invadió cuando me llamó Lengua de Trapo para decirme que querían leer el manuscrito entero y cuando, al cabo de pocas semanas, recibí también la llamada de Click Ediciones (sello de Planeta) para que la publicara con ellos.

Tenía 31 años, no tenía ninguna experiencia y mi ilusión se disparó tanto que no sabía qué hacer. No tenía a ningún agente a mi lado. Pedí consejo a una amiga conocedora de este mundillo. Lengua de Trapo tenía a su favor el hecho de ser una editorial interesante, bien colocada en el mercado español, con espíritu independiente. Click tenía por su parte el hecho de pertenecer al grupo editorial más grande de España y uno de los principales del mundo y la idea, que me parecía genial entonces, de publicar solo en ebook a precios muy bajos.

Elegí Click. Al cabo de unos meses, cuando realicé que las ventas estaban por los suelos -aunque ¡Matadme! tuvo bastante éxito al principio y suscitó interés-, que salían copias piratas por todos lados y que a nadie le interesaba de verdad el ebook, me arrepentí. Pero ya era tarde. Al no encontrar ya otras editoriales tradicionales interesadas en mis trabajos, decidí seguir publicando con Planeta. Era eso, o dejar de publicar y de escribir.

¿Qué significa todo esto? Primero, que escribir no significa necesariamente publicar, y que a veces es mejor guardarse un manuscrito en el cajón antes de regalárselo al primer editor. Segundo, que no hay que confiar en los grandes sellos porque sí, ni mucho menos en las novedades tecnológicas. El libro es algo que tiene su historia y su vida peculiar, el lector quiere la relación con el objeto de papel y hay que respetarlo. La tecnología cansa ya, y ahora mismo nunca me plantearía volver a repetir esta experiencia (aunque sigo siendo favorable a la existencia y a las posibilidades ofrecidas por el ebook).

Las grandes editoriales no son mejores por ser grandes, así como las pequeñas no son más serias y fiables por ser pequeñas. Cada una es una historia, cada editorial es un mundo aparte y ninguna te garantiza el éxito, ni la promoción adecuada, ni la distribución ni el alcance de público y crítica que cada uno sueña. Cada libro que se edita es una apuesta, tienes que moverte mucho por tu cuenta y desear que pase algo, creerlo.

Claro, tienes que sacar buenos libros, aunque, si hablamos de ventas, con “buenos” no me refiero a la calidad literaria, no necesariamente. Tu libro tiene que ser apreciado por el lector, eso es. ¡Matadme! tuvo algunas criticas excelentes y algunas malas o “ni fu ni fa”. Volveré a leerlo a distancia de siete años, a ver qué me suscita. Sin duda fue una provocación, un experimento (pásame la idea). Lo curioso fue que la escribí creyendo hacer algo muy comercial, y quizás la idea de fondo lo era. Pero no soy un autor de bestsellers, tengo que aceptarlo. El escasísimo éxito de mis novelas en España lo demuestra.

Tampoco he llegado a ser un autor reconocido y pequeño, con su nicho de lectores y críticos. Pero la culpa es mía, no es del público, ni del editor ni de la piratería (bueno, un poco sí): quizás no haya alcanzado ese nivel de manejo de la prosa en español que tengo en italiano, quizás mi búsqueda haya tenido un carácter indeciso, poco marcado, quizás me haya movido en una zona gris entre el deseo de vender mucho y ser amado y leído por un gran público, y el otro de querer ser considerado un autor de “culto” (pásame también esta palabra), pequeño pero con grandes ideas y páginas, intelectual, novedoso y no sé qué más.

El tema es que no podía y no quería dejar de escribir y saqué otras tres novelas, todas publicadas por Click. Intenté enviar los manuscritos a otros editores españoles, pero nunca recibí respuesta, menos en un caso (negativa y brevemente razonada). Así que me dije eso de “mejor con Planeta que en mi cajón”.

No sé, puede ser. Iba buscando mi camino y quería intentarlo. Lo intenté, y de eso no me arrepiento, puedo fallecer en paz. Me hubiera gustado tener, eso sí, un número mínimo de lectores suficiente no para ganar dinero, por supuesto, pero sí para entablar una amistad y un diálogo con ellos, para aprender más sobre mí mismo y mi proceso creativo. Eso sí que habría sido mi recompensa a tanto esfuerzo y tanto trabajo, a tantas esperanzas.

Ahora he vuelto a escribir en italiano. A raíz de mi experiencia en España estoy escribiendo de una manera completamente diferente, otros temas, otra investigación, otro idioma y otro yo. A ver qué pasa.

Como ves intento ser honesto contigo, lector. Por eso cuando digo “si quieres leer mi novela” no estoy pidiendo ninguna limosna, no espero hacerme millonario en un par de meses ni venderte alguna moto. Lo que te pido es que, si eres mínimamente curioso, leas mi novela antes de que desaparezca, en el formato que prefieras, y que me digas si ha merecido la pena o no.

Gracias,

Valerio Cruciani.

Círculo de poesía


La revista literaria mexicana “Círculo de poesía” ha publicado una selección de mi poemario Box(e) traducida al español. Agradecido, lo comparto con vosotros.

Mi último libro de poemas (en italiano)


Acaba de salir en Italia mi último libro de poemasBox(e). La scatola dei pugni, gracias a la editorial Ensemble de Roma. Por supuesto, está también en Amazon…
portada libro poemas

¡Mis novelas en papel!


Así es: gracias a un acuerdo entre Click Ediciones y Amazon, todas mis novelas ya están disponibles en papel en la plataforma internacional. Desde España hasta México, pasando por Nueva Delhi, ahora puedes pedir mis libros en papel y tenerlos en casa en pocos días.

¡Feliz lectura!

novelas de valerio cruciani en papel

“Taj” de Andrés Pascual


portada_taj_andres-pascualDesde que vivo en Logroño he oído hablar de Andrés Pascual, ya que esta pequeña ciudad se enorgullece de tener entre sus pocos ciudadanos un escritor tan reconocido como él. Y no les falta razón.

Coincidí con él en el jurado del premio “Efecto Mariposa” de este año y, al enterarme de que acaba de publicar una nueva novela, Taj, he ido a saludarle el día de la presentación en la librería Santos Ochoa. En las comunicaciones por email y en las personales, Andrés siempre transmite una sensación positiva, algo que se refleja también en sus libros.

Me gusta ser sincero y voy a decir que algunas de sus novelas anteriores no acabaron de convencerme, más que nada por cuestiones de gusto (y como dicen los latinos, de gustibus non est disputandum). Así que me acerqué a Taj por curiosidad, con la sana intención de dejarme llevar sin prejuicios.

Y hasta la última página Taj sí me convenció. Publicada hace poco por Espasa y disponible también en formato ebook, Taj cuenta la historia de Balu, un chico hindú que viaja por amor hasta Agra, la capital del antiguo Imperio Mogol, donde el Emperador Sha Jahan está construyendo el Taj Mahal, el mausoleo que rinde honor a la memoria de su difunta esposa, Mumtaz Mahal.

La novela tiene su intriga, sus golpes de efecto y un mensaje coherente: lo que se hace por amor y con sinceridad, sin rendirse, merece siempre la pena y vale más que todo el oro del mundo.

Pero lo que más me ha fascinado de Taj es la documentación detallada que hay detrás y la forma en la que Andrés Pascual engarza la narración de las aventuras del protagonista con la historia de la construcción del grandioso mausoleo. Balu crece como individuo conforme va desarrollándose el monumento, en el que trabaja como obrero al principio y, más adelante, como artesano de las caligrafías que decoran el edificio.

Es una historia que habla de convivencia entre culturas distintas y que rinde homenaje a la memoria de los verdaderos héroes de esa obra titánica: los más de veinte mil obreros y artistas que participaron en su construcción.

taj-mahalAdemás, he encontrado en Taj algo que no veía desde hace mucho: el gusto por la aventura con un toque épico, una lectura ágil y con ritmo, que se toma su tiempo sin demasiadas prisas. Se podría definir quizás como una novela “ligera” (aunque desprecie este adjetivo), pero capaz de dejar su poso y de acercar al lector a la cultura oriental y a un momento clave de la historia de la India -tierra que Pascual conoce muy bien en primera persona.

Si se me pide una crítica, quizás podría quejarme por el tono demasiado dulzón de algunos párrafos y diálogos.

En resumen, un libro para disfrutar quizás de la misma forma en la que disfrutábamos de de Emilio Salgari, pero con un toque romántico y basado en hechos históricos contrastados. Lo demuestra el premio Alfonso X de novela histórica que acaban de concederle.

Un festín en palabras. Jean-François Revel


un festín en palabrasTítulo: Un festín en palabras. Historia literaria de la sensibilidad gastronómica de la Antigüedad a nuestros días.

Autor: Jean-François Revel

Editorial: Tusquets Colección: Los cinco sentidos

Traducción: Lola Gavarrón Idioma: francés

ISBN: 84-7223-807-5

Año: 1980

Núm. pags.: 261

Tipo edición: Rústica con solapas

Ensayo.

Temas: historia de la gastronomía en Europa.

Citas sobre: cocina, recetas, mundo antiguo, Europa medieval, Francia moderna, cultura, recetas, procedimientos, arte, literatura.

Estilo: lectura de nivel bajo-medio.

Momentos para leer: en el sofá, en la cocina, en el mercado.

Para: amantes de la historia y de la cocina.

Uso didáctico: para clases de historia; para talleres de cocina.

Riesgo: desear reproducir los platos de los antiguos romanos.

El perfume. Patrick Süskind


el-perfumeTítulo: El perfume. Historia de un asesino.

Autor: Patrick Süskind

Editorial: Booket Colección: Bestseller internacional

Traducción: Pilar Giralt Gorina Idioma: alemán

ISBN: 978-84-322-5114-6

Núm. pags.: 320

Tipo edición: Rústica

Novela.

Temas: París, fabricación de perfumes, asesinato.

Citas sobre: perfumería y olores, crimen, soledad, Francia del siglo XVIII, pobreza, orfanatos.

Estilo: escrito en tercera persona, punto de vista cercano al protagonista Grenouille (el asesino). Lectura de nivel medio.

Momentos para leer: en el parque en primavera, en el transporte público, paseando entre perfumerías, pescaderías y tiendas de productos químicos.

Para: amantes de la literatura y de los detalles, que buscan un thriller con ambientación histórica y lejos de los tópicos.

Uso didáctico: para clases de perfumería (si existen); para clases de literatura del instituto; para talleres de escritura avanzados.

Lemmy: la autobiografía. Ian Kilmister y Janiss Garza


lemmy, motorhead, autobiografiaTítulo: Lemmy: la autobiografía.

Autor: Ian Kilmister y Janiss Garza.

Editorial: Es Pop

Traducción:  Idioma: inglés

ISBN: 978-84-940298-8-2

Núm. pags.: 320

Tipo edición: Rústica con solapas

Autobiografía.

Temas: mundo del espectáculo, música, Motorhead, Hawkind, drogas.

Citas sobre: drogas, mujeres, heavy metal, rock, bandas, Motorhead, conciertos, grabaciones, Inglaterra, Estados Unidos, política, religión.

Estilo: escrito en primera persona. Lectura rápida. Nivel fácil.

Momentos para leer: antes de ir a la cama, en el sofá, en el tren, salas de ensayo con adolescentes. Evitar contextos en los que se escucha reggaeton.

Para: conocedores de la música rock, seguidores de Motorhead y de Lemmy, nostálgicos.

Referencias y enlaces: documental Metal: a headbanger’s journey de Sam Dunn (2005); documental Lemmy de Greg Olliver y Wes Orshoski (2010).

Uso didáctico: para clases de música en colegios, institutos y conservatorios.

Riesgo: las canciones pueden poner el play en la cabeza del que lee e interrumpir la lectura. Alto riesgo de sufrir un ataque que melancolía al saber que Lemmy ya no tocará nunca más.