“Taj” de Andrés Pascual


portada_taj_andres-pascualDesde que vivo en Logroño he oído hablar de Andrés Pascual, ya que esta pequeña ciudad se enorgullece de tener entre sus pocos ciudadanos un escritor tan reconocido como él. Y no les falta razón.

Coincidí con él en el jurado del premio “Efecto Mariposa” de este año y, al enterarme de que acaba de publicar una nueva novela, Taj, he ido a saludarle el día de la presentación en la librería Santos Ochoa. En las comunicaciones por email y en las personales, Andrés siempre transmite una sensación positiva, algo que se refleja también en sus libros.

Me gusta ser sincero y voy a decir que algunas de sus novelas anteriores no acabaron de convencerme, más que nada por cuestiones de gusto (y como dicen los latinos, de gustibus non est disputandum). Así que me acerqué a Taj por curiosidad, con la sana intención de dejarme llevar sin prejuicios.

Y hasta la última página Taj sí me convenció. Publicada hace poco por Espasa y disponible también en formato ebook, Taj cuenta la historia de Balu, un chico hindú que viaja por amor hasta Agra, la capital del antiguo Imperio Mogol, donde el Emperador Sha Jahan está construyendo el Taj Mahal, el mausoleo que rinde honor a la memoria de su difunta esposa, Mumtaz Mahal.

La novela tiene su intriga, sus golpes de efecto y un mensaje coherente: lo que se hace por amor y con sinceridad, sin rendirse, merece siempre la pena y vale más que todo el oro del mundo.

Pero lo que más me ha fascinado de Taj es la documentación detallada que hay detrás y la forma en la que Andrés Pascual engarza la narración de las aventuras del protagonista con la historia de la construcción del grandioso mausoleo. Balu crece como individuo conforme va desarrollándose el monumento, en el que trabaja como obrero al principio y, más adelante, como artesano de las caligrafías que decoran el edificio.

Es una historia que habla de convivencia entre culturas distintas y que rinde homenaje a la memoria de los verdaderos héroes de esa obra titánica: los más de veinte mil obreros y artistas que participaron en su construcción.

taj-mahalAdemás, he encontrado en Taj algo que no veía desde hace mucho: el gusto por la aventura con un toque épico, una lectura ágil y con ritmo, que se toma su tiempo sin demasiadas prisas. Se podría definir quizás como una novela “ligera” (aunque desprecie este adjetivo), pero capaz de dejar su poso y de acercar al lector a la cultura oriental y a un momento clave de la historia de la India -tierra que Pascual conoce muy bien en primera persona.

Si se me pide una crítica, quizás podría quejarme por el tono demasiado dulzón de algunos párrafos y diálogos.

En resumen, un libro para disfrutar quizás de la misma forma en la que disfrutábamos de de Emilio Salgari, pero con un toque romántico y basado en hechos históricos contrastados. Lo demuestra el premio Alfonso X de novela histórica que acaban de concederle.

Hijos de la misma rabia (reseña)


Portada del libro

Portada del libro

El 12 de mayo sale en las librerías italianas la última novela, la cuarta, de Matteo Di Giulio, Figli della stessa rabbia (Hijos de la misma rabia), publicada en Creative Commons por la editorial Agenzia X. Matteo es un amigo de los que surgían hace años, antes de que se difundiera Internet. Todavía no nos hemos encontrado en persona, pero llevamos ya un par de años escribiéndonos por correo electrónico, compartiendo nuestros proyectos, pidiéndonos consejo, desahogándonos como lo harían dos amigos (y escritores) sentados en la mesa de un bar.

Con Matteo comparto generación, profesión, desilusión y, por supuesto, el país que define nuestra nacionalidad en los documentos. De alguna manera esto ha influido en mi lectura de Figli della stessa rabbia. Sigue leyendo

Lectura: “Pájaro, vértigo” de Lilián Pallares


pajaro_vertigo

Pájaro, vértigo (Poesía)

por Lilián Pallares

Huerga y Fierro Editores.

Casas silenciosas, de un silencio mágico, gestos sencillos que en el recuerdo se convierten en sensaciones, miradas, sonidos, olores, colores. Un viaje a otro país, a otra realidad, a otra cultura, la colombiana. Sin caer en el costumbrismo o en el abismo aburrido del intimismo más rancio (aunque a veces la autora parece acercarse peligrosamente a estos formalismos).

Dominan estas páginas el sentido del ritmo, el verso como musicalidad, y el sentido de la imagen, fuerte, que deja huella, que casi llega a ser sinestesia y metáfora subterránea. Tentaciones narrativas en muchos poemas. Objetos que podrían estar a punto de convertirse en correlativos objetivos.

Dos caídas de tono, quizás, al lo largo del poemario, pero nada más. Cada poema es un fruto más o menos maduro, pero un fruto al fin y al cabo. Poesía de las cosas vivas, de las cosas que dan vida, de la luna y del sol. No hace falta buscar grandes cálculos literarios. Este poemario no me parece rompedor ni atrevido en el sentido más técnico del término, pero ¿quién dijo que todo poemario tiene que serlo? Cumple una de las misiones más difíciles: aceptar el reto de reconocer la dignidad de la poesía, del verso, y en última instancia la del lector.

El lector, ese animal, puede parar en cada verso, en cada poema, y volver a leerlo con calma, saboreándolo, hasta hacerlo suyo. No es una poesía inmediata ni fácil, pero tampoco es oscura. Es como la selva: hay que sumergirse en ella e ir descubriéndose a uno mismo conforme avanza por las zonas calurosas del Caribe. Si la experiencia estética se convierte en experiencia de vida y en paisaje interior, eso depende de cada uno.

Reseña de “Negro spaghetti”.


Portada de la novela "Negro spaghetti" ©Click Ediciones

Portada de la novela “Negro spaghetti” ©Click Ediciones

El escritor, traductor y crítico literario Matteo Di Giulio ha publicado en italiano esta reseña de mi novela Negro spaghetti, en su blog especializado en literatura española y latinoamericana “Cuéntame”.

Aquí está la traducción.

“Es una de las metas más ambiciosas pero de las más difíciles de alcanzar: convertirse en escritor fuera de tu tierra, manejando un idioma que no es el tuyo y lograr emerger en un mercado editorial en el que las dificultades se multiplican.

Lo intenta el romano Valerio Cruciani con Negro spaghetti, novela publicada en español después de ¡Matadme!, ambos por el sello Click Ediciones, sello digital del Grupo Planeta.

El autor propone en salsa ibérica una versión apremiante y original de la novela criminal italiana.

Mafia, delitos, ajustes de cuenta, tiroteos, droga: hay muchos temas en las ciento sesenta páginas que componen la trama. Pero, detrás de la cara “negra”, se esconde mucho más.

Desde las primeras líneas, el lector es contagiado por la sensación -confirmada por Gervasio Posadas en su prólogo- de que Cruciani quiere cincelar el género policíaco y sus clichés hasta llegar a trabajar en la materia prima, en los arquetipos del suspense; y haciéndolo, elige la ironía como arma.

Jugar con las reglas de un género, construir personajes y situaciones fuera de lo común es un mecanismo abusado. En cambio Valerio consigue mantenerse en la difícil frontera entre parodia y realismo. Gracias a esta capacidad suya de tener alta la tensión sin caer en la caricatura, la novela da con el objetivo de ser al mismo tiempo épica y picaresca.

El ascenso de dos criminales romanos, emigrados a Madrid como el autor, se convierte en un contra-viaje del héroe, un duelo a distancia que se modela con el pasar de los años y que, al final, no puede que desembocar en una confrontación cruenta y sin piedad.

Negro spaghetti es una lectura agradable, fluida y rica de tensión emotiva. El estilo de Cruciani va en contracorriente: pocos diálogos y muchas descripciones; sin embargo no hay un momento de tregua y su elección compensa desde el principio hasta el final.”

Por Matteo Di Giulio.

Reseña telegráfica: Perdida


PerdidaAsombrosa. STOP. Un thriller original y potente. STOP. Políticamente incorrecto. STOP. Cada giro es una vuelta de tuerca en el estómago del espectador. STOP. Dos horas y media que se pasan volando. STOP. Estilo impecable. STOP. La recomiendo sin duda alguna. STOP. Para volver a verla. STOP. Una película que te marca de manera extraordinaria. STOP.

 

 

¿Has leído mis novelas? ¡Matadme! y Negro spaghetti te esperan en Amazon y en todas las librerías online.

Reseña telegráfica: 30/40 Livingstone


30:40 livingstoneEspectáculo genial. STOP. Sergi López y Jorge Picó maestros del uso del cuerpo. STOP. Escenario minimalista. STOP. Texto lleno de ironía y comicidad. STOP. Lo que pasa cuando nos hacemos adultos. STOP. Vuelve a enamorarte del teatro contemporáneo. STOP. Tiene mucho estilo y momentos dramáticos inolvidables. STOP.

 

 

¿Has leído mis novelas? ¡Matadme! y Negro spaghetti te esperan en Amazon y en todas las librerías online.

Reseña telegráfica: La isla mínima


La isla minimaUn buen thriller. STOP. Una España a la que le cuesta salir de los vicios morales de la dictadura. STOP. Un paisaje perfectamente retratado. STOP. De los actores uno actúa y otro no, ¿adivina quién? STOP. No he sentido casi emociones. STOP. La maldad y el silencio destacan. STOP.

 

 

¿Has leído mis novelas? ¡Matadme! y Negro spaghetti te esperan en Amazon y en todas las librerías online.

Reseña telegráfica: Black Coal


BlackCoalAburrida. STOP. Entre un giro y otro pasa un siglo. STOP. A los cuarenta minutos se me olvidó qué estaba viendo. STOP. Empecé a pensar en mis asuntos. STOP. Tiene de policíaco lo que Evil dead tiene de romántico. STOP. Si alguien me explica la razón de ser de esta película y me convence, le invito a una carbonara romana. STOP.

 

 

¿Has leído mis novelas? ¡Matadme! y Negro spaghetti te esperan en Amazon y en todas las librerías online.

Reseña telegráfica: Vivir es fácil con los ojos cerrados


Vivir_es_f_cil_con_los_ojos_cerrados-621115369-largeLa primera impresión que me dejó fue de ligereza. STOP. Comedia ligera en un sentido positivo de la palabra. STOP. Algo de melancolía. STOP. Algo de registros fáciles. STOP. Un verano que cambia tres vidas solitarias. STOP. Jonh Lennon en Almería. STOP. La mejor frase: “En este país hay demasiados cobardes”. STOP. Una historia casi sin dramas. STOP. Perfecta para los Óscar. STOP. Recomendable. STOP.

 

¿Has leído mis novelas? ¡Matadme! y Negro spaghetti te esperan en Amazon y en todas las librerías online.

Reseña telegráfica: La entrega


La entregaHistoria original y brillante. STOP. Estás en vilo hasta el último minuto. STOP. Un juego sobre la sospecha y la traición. STOP. Guión inmejorable. STOP. Muy cuidado en la imagen y en el ritmo. STOP. Cuidado con el perro. STOP. No pierdas esta película. STOP.

 

 

 

¿Has leído mis novelas? ¡Matadme! y Negro spaghetti te esperan en Amazon y en todas las librerías online.