¡Matadme! desaparece


Portada de la novela “¡Matadme!” de Valerio Cruciani.

Estimadas amigas, queridos amigos:

El próximo diciembre mi novela ¡Matadme! desaparecerá del mercado español y ya no será posible adquirirla. He decidido volver a apropiarme de los derechos del libro para, quizás, darle nueva vida en Italia o para quemarla en una hoguera.

Hasta esa fecha podéis conseguir ¡Matadme! en formato ebook y papel en Amazon y muchas otras tiendas online.

Una reflexión es obligatoria. Esta fue mi primera novela escrita directamente en español y representa mi prima experiencia de publicación con una editorial. Recuerdo la emoción que me invadió cuando me llamó Lengua de Trapo para decirme que querían leer el manuscrito entero y cuando, al cabo de pocas semanas, recibí también la llamada de Click Ediciones (sello de Planeta) para que la publicara con ellos.

Tenía 31 años, no tenía ninguna experiencia y mi ilusión se disparó tanto que no sabía qué hacer. No tenía a ningún agente a mi lado. Pedí consejo a una amiga conocedora de este mundillo. Lengua de Trapo tenía a su favor el hecho de ser una editorial interesante, bien colocada en el mercado español, con espíritu independiente. Click tenía por su parte el hecho de pertenecer al grupo editorial más grande de España y uno de los principales del mundo y la idea, que me parecía genial entonces, de publicar solo en ebook a precios muy bajos.

Elegí Click. Al cabo de unos meses, cuando realicé que las ventas estaban por los suelos -aunque ¡Matadme! tuvo bastante éxito al principio y suscitó interés-, que salían copias piratas por todos lados y que a nadie le interesaba de verdad el ebook, me arrepentí. Pero ya era tarde. Al no encontrar ya otras editoriales tradicionales interesadas en mis trabajos, decidí seguir publicando con Planeta. Era eso, o dejar de publicar y de escribir.

¿Qué significa todo esto? Primero, que escribir no significa necesariamente publicar, y que a veces es mejor guardarse un manuscrito en el cajón antes de regalárselo al primer editor. Segundo, que no hay que confiar en los grandes sellos porque sí, ni mucho menos en las novedades tecnológicas. El libro es algo que tiene su historia y su vida peculiar, el lector quiere la relación con el objeto de papel y hay que respetarlo. La tecnología cansa ya, y ahora mismo nunca me plantearía volver a repetir esta experiencia (aunque sigo siendo favorable a la existencia y a las posibilidades ofrecidas por el ebook).

Las grandes editoriales no son mejores por ser grandes, así como las pequeñas no son más serias y fiables por ser pequeñas. Cada una es una historia, cada editorial es un mundo aparte y ninguna te garantiza el éxito, ni la promoción adecuada, ni la distribución ni el alcance de público y crítica que cada uno sueña. Cada libro que se edita es una apuesta, tienes que moverte mucho por tu cuenta y desear que pase algo, creerlo.

Claro, tienes que sacar buenos libros, aunque, si hablamos de ventas, con “buenos” no me refiero a la calidad literaria, no necesariamente. Tu libro tiene que ser apreciado por el lector, eso es. ¡Matadme! tuvo algunas criticas excelentes y algunas malas o “ni fu ni fa”. Volveré a leerlo a distancia de siete años, a ver qué me suscita. Sin duda fue una provocación, un experimento (pásame la idea). Lo curioso fue que la escribí creyendo hacer algo muy comercial, y quizás la idea de fondo lo era. Pero no soy un autor de bestsellers, tengo que aceptarlo. El escasísimo éxito de mis novelas en España lo demuestra.

Tampoco he llegado a ser un autor reconocido y pequeño, con su nicho de lectores y críticos. Pero la culpa es mía, no es del público, ni del editor ni de la piratería (bueno, un poco sí): quizás no haya alcanzado ese nivel de manejo de la prosa en español que tengo en italiano, quizás mi búsqueda haya tenido un carácter indeciso, poco marcado, quizás me haya movido en una zona gris entre el deseo de vender mucho y ser amado y leído por un gran público, y el otro de querer ser considerado un autor de “culto” (pásame también esta palabra), pequeño pero con grandes ideas y páginas, intelectual, novedoso y no sé qué más.

El tema es que no podía y no quería dejar de escribir y saqué otras tres novelas, todas publicadas por Click. Intenté enviar los manuscritos a otros editores españoles, pero nunca recibí respuesta, menos en un caso (negativa y brevemente razonada). Así que me dije eso de “mejor con Planeta que en mi cajón”.

No sé, puede ser. Iba buscando mi camino y quería intentarlo. Lo intenté, y de eso no me arrepiento, puedo fallecer en paz. Me hubiera gustado tener, eso sí, un número mínimo de lectores suficiente no para ganar dinero, por supuesto, pero sí para entablar una amistad y un diálogo con ellos, para aprender más sobre mí mismo y mi proceso creativo. Eso sí que habría sido mi recompensa a tanto esfuerzo y tanto trabajo, a tantas esperanzas.

Ahora he vuelto a escribir en italiano. A raíz de mi experiencia en España estoy escribiendo de una manera completamente diferente, otros temas, otra investigación, otro idioma y otro yo. A ver qué pasa.

Como ves intento ser honesto contigo, lector. Por eso cuando digo “si quieres leer mi novela” no estoy pidiendo ninguna limosna, no espero hacerme millonario en un par de meses ni venderte alguna moto. Lo que te pido es que, si eres mínimamente curioso, leas mi novela antes de que desaparezca, en el formato que prefieras, y que me digas si ha merecido la pena o no.

Gracias,

Valerio Cruciani.

El verano y la pereza. ¡Hasta luego!


San Giorgio 1Amigos y amigas, muchas gracias por seguirme hasta aquí.

Noto que el verano ha llegado con toda su fuerza, arrancando visitas a mi blog para llevárselas a sitios mejores: playas, montes, fuentes de ciudad o, simplemente, a la terraza del bar debajo de casa donde poder sortear la crisis después de la siesta en el sofá.

Yo, además, reconozco que estoy bastante cansado. Así que seguiré escribiendo (además tengo que entregar unos trabajos), sí, pero en modalidad “perezoso“.

Nos vemos después de agosto. Publicaré cosas solo si tengo novedades importantes que destacar. De momento, nada de poemas ni relatos.

Un saludo y feliz lectura veraniega,

Valerio.

p.d. ah, y por cierto: ¡no olvidéis leer mis novelas en vuestros ebook!

¡Matadme! hace un año


Portada de la novela "¡Matadme!" de Valerio Cruciani.

Portada de la novela “¡Matadme!” de Valerio Cruciani.

Let’s celebrate! Se cumple un año de la nueva edición de mi novela ¡Matadme! en Click Ediciones (Planeta).

Disponible en Amazon y en cualquier librería online en todo el mundo.

Sinopsis.

«Hombre solo y desesperado no consigue matarse. Busca hombre o mujer, personas fuertes, decididas, para trabajo sencillo aunque cruento. Mátenme y me harán un gran favor. Seguro cubre todos los gastos, sobre todo los legales. Bufete de eficacia impecable. Interesantísima recompensa. Cualquier método de sacrificio es bienvenido. Para detalles, enviar carta mecanografiada y sin huellas dactilares al apdo. de correos nº 110, Madrid».

Un anuncio en el periódico nacional. Un policía obsesionado. Una recompensa. Un profesor de lengua, un cura, un quiropráctico, una feminista, dos periodistas en paro, dos gitanos, un escritor, una concejal y un productor de cine, entre otros, intentarán ayudar a morir a nuestro protagonista, pero…

¿Quién y por qué quiere morir? ¿Quién le ayudará por fin a conseguirlo? ¿Cómo lo hará? ¿Lo conseguirá?

El misterio que mantendrá en vilo a todo un país… y también a ti.

Y si quieres ver el booktrailer¡pincha aquí!

Pequeño resumen del año


2014 ha sido un año lleno de sorpresas, algunas malas, otras muy buenas… Las novelas en Click Ediciones (Planeta), los cómics en RocketMan Project (el próximo saldrá posiblemente en enero), la puesta en escena de En el palacio con Dinámica Teatral, la publicación en la revista Anáfora, y muchos más proyectos en marcha.

Os deseo un 2015 extraordinario, lleno de creatividad y de nuevas ideas, rodeados de amigos sinceros y personas positivas.

Resumen 14

Presentación en Aula Italia


Aula italiaSi te gusta leer y te apasiona el italiano, sábado 8 de noviembre no te puedes perder este evento especial: la presentación en italiano de mis novelas ¡Matadme! Negro spaghetti en Madrid en el local de la academia Aula Italia.

Hay dos sesiones de 17.00 a 18.00 y de 18.00 a 19.00.

Aforo limitado. Hay que reservar al 627673236 o info@aulitalia.com.

El coste del evento es de 6€. ¡Nos vemos en Madrid!

Más info en este enlace. 

Topless (2)


TOPLESS TETAS ESCRITORDice el gran Robert McKee que un guionista o escritor no debería centrarse tanto en perseguir el éxito sino en buscar lo “sublime” en lo que escribe.

Con esto ya sería suficiente para contestar a una de las preguntas de la entrega anterior. Sin embargo, lo de “sublime” es una palabra resbaladiza. Supongo que McKee habla de todo lo que es escribir desde la honestidad de uno mismo, escribir historias que enganchen, que le hablen al espectador/lector, que le introduzcan en un mundo diferente y completo, cuidadas estilísticamente, etc.

Escribo esta segunda entrega del capítulo Topless el día en el que recibo el resumen de ventas de mis dos novelas, ¡Matadme! y Negro spaghetti, en el último trimestre. Es una cantidad que podría colocarme en la lista de los autores de “culto” dentro de unos años (ironía).

¿Qué es el éxito literario? Visto desde una perspectiva objetiva, es un gran número de copias vendidas. Muy grande. No hablo de 1000 ni 2000, hablo de 100.000 o 1.000.000 de copias. Fácil, ¿no?

Algunos hablan de éxito de crítica y éxito de público. El primero nos da a los escritores ese respaldo intelectual que necesitamos para alimentar al monstruo hambriento del ego y de la vanidad, el segundo nos paga las facturas.

En un plano subjetivo la cosa se complica mucho, muchísimo. Tanto que es imposible dar una definición general. En este sentido, el éxito es algo que cada escritor, cada artista, percibe de si mismo y del recorrido que está haciendo. Algo totalmente relativo y respetable.

La cosa más importante es no caer en la trampa del glamour y seguir por tu camino con valor y con entereza. Mantener viva la chispa de la ironía, una mirada de soslayo hacia uno mismo, no creérselo nunca demasiado y no olvidarse de que esto es un trabajo. El mejor trabajo del mundo, sin duda, pero es algo que haces: da sentido a tu vida y te define solo en parte.

(Por cierto, yo soy de los que creen que tú eres todo lo que haces, dices y piensas, una suma compleja de muchos factores conscientes e inconscientes; y también soy de los que no creen que sea posible separar de verdad lo personal de lo profesional).

¿Cuántos factores conjuran contra nosotros, los autores “de culto”? Por orden: la piratería (mucho más de lo que puedas pensar), la poca y/o inadecuada promoción que nos hace la editorial, la misma novela (su calidad y sus características peculiares) y los obstáculos incalculables a los que tenemos que enfrentarnos para llegar a nuestro público (un público que todavía no existe y que tiene que formarse a nuestro alrededor).

Entonces, ¿en qué quedamos? En lo siguiente: el escritor puede contar solo consigo mismo. Lo que le puede salvar, o por lo menos alejar un poco de la perdición y de la locura, es su entereza.

Tengo que ser honesto conmigo mismo y con el lector: escribir lo que creo que tengo que escribir, buscar nuevas formas de hacerlo y no estancarme, divertirme haciéndolo, crear y trabajar mi propia poética y creer en ella, contradecirme y no dejar de mantener una actitud abierta y curiosa hacia el mundo.

Escribir es un gesto casi tan natural como respirar. No solo porque con el trabajo y el talento uno llega a hacerlo bien, sino porque se convierte en algo consustancial a la vida de esa persona. Yo ya no puedo dejar de escribir.

En mi historia personal reconozco que ya he llegado a tener éxito. En Italia no supe integrarme (y mira que ha sido mi país por 30 jodidos años). Sinceramente, tampoco estaba listo para eso.

He emigrado, en España he trabajado y trabajo duro. Nunca he perdido de vista lo que por dentro me agita y me da objetivos y un papel que interpretar en esta vida: la escritura. A veces me desespero.

Una editorial me ha dado la oportunidad de realizar mi primer gran sueño: publicar mi novela. ¿Qué más puedo pedir? Publicar la segunda. ¿Y ahora?

Puedo pedir un nuevo sueño, avanzar en el camino que me estoy labrando con el sudor de mi frente. Para contestar a la afirmación inicial de McKee, creo que busco ambas cosas: el éxito objetivo y lo “sublime” (el pan y las rosas).

Y ahora viene otra gran pregunta: si pudieras elegir entre hacerte rico con la escritura y dejar de tener ganas e ideas para escribir, o seguir teniendo grandes ideas, energías y fuerzas para trabajar y publicar y no llegar a tener un gran éxito comercial, ¿con qué te quedarías?

¿Qué tipo de público se puede desear? ¿Para quién escribes? ¿Cómo? Muchas preguntas para las próximas entregas.

Evento “Matadme” – Vídeo entrevista


Está listo el vídeo resumen del evento “Matadme” que organizó Dinámica Teatral en Logroño para la presentación de la novela.

Entrevista con el autor y con Silvia Saenz.

Matadme video

¡Matadme!: ¿novela negra o comedia? Entrevista.


El escritor J.M. da Neta me ha entrevistado desde Galicia sobre ¡Matadme!, y han salido cosas interesantes sobre la novela, la comedia, el género, etc.

Le agradezco el tiempo y el cuidado que me ha dedicado.

Puedes leer la entrevista pinchando en este enlace hacia su blog.

Sorteo Click Ediciones


Lee y reseña la novela “Ni la belleza salvará al mundo” de J.M. da Nieta y podrás ganar un ejemplar de ¡Matadme! entre otras.

Toda la info y las bases en este enlace.

Sorteo

 

Performance ¡MATADME! en Logroño


recorrido matadmeEste domingo 9 de marzo presentamos mi novela ¡Matadme! en Logroño, en un evento producido por Dinámica Teatral. Jóvenes actores y actrices realizarán unas actuaciones a lo largo de todo el espacio de la escuela, creando un recorrido teatral por las propuestas de asesinato llegadas de toda España.

La entrada es por turnos, cada 15 minutos a partir de las 18:00 horas hasta las 19:45.

En calle Labradores 26.

Colaboración: 3€ – ¡Te esperamos!

Para reservar tu entrada: info@dinamicateatral.com