¡Matadme! desaparece


Portada de la novela “¡Matadme!” de Valerio Cruciani.

Estimadas amigas, queridos amigos:

El próximo diciembre mi novela ¡Matadme! desaparecerá del mercado español y ya no será posible adquirirla. He decidido volver a apropiarme de los derechos del libro para, quizás, darle nueva vida en Italia o para quemarla en una hoguera.

Hasta esa fecha podéis conseguir ¡Matadme! en formato ebook y papel en Amazon y muchas otras tiendas online.

Una reflexión es obligatoria. Esta fue mi primera novela escrita directamente en español y representa mi prima experiencia de publicación con una editorial. Recuerdo la emoción que me invadió cuando me llamó Lengua de Trapo para decirme que querían leer el manuscrito entero y cuando, al cabo de pocas semanas, recibí también la llamada de Click Ediciones (sello de Planeta) para que la publicara con ellos.

Tenía 31 años, no tenía ninguna experiencia y mi ilusión se disparó tanto que no sabía qué hacer. No tenía a ningún agente a mi lado. Pedí consejo a una amiga conocedora de este mundillo. Lengua de Trapo tenía a su favor el hecho de ser una editorial interesante, bien colocada en el mercado español, con espíritu independiente. Click tenía por su parte el hecho de pertenecer al grupo editorial más grande de España y uno de los principales del mundo y la idea, que me parecía genial entonces, de publicar solo en ebook a precios muy bajos.

Elegí Click. Al cabo de unos meses, cuando realicé que las ventas estaban por los suelos -aunque ¡Matadme! tuvo bastante éxito al principio y suscitó interés-, que salían copias piratas por todos lados y que a nadie le interesaba de verdad el ebook, me arrepentí. Pero ya era tarde. Al no encontrar ya otras editoriales tradicionales interesadas en mis trabajos, decidí seguir publicando con Planeta. Era eso, o dejar de publicar y de escribir.

¿Qué significa todo esto? Primero, que escribir no significa necesariamente publicar, y que a veces es mejor guardarse un manuscrito en el cajón antes de regalárselo al primer editor. Segundo, que no hay que confiar en los grandes sellos porque sí, ni mucho menos en las novedades tecnológicas. El libro es algo que tiene su historia y su vida peculiar, el lector quiere la relación con el objeto de papel y hay que respetarlo. La tecnología cansa ya, y ahora mismo nunca me plantearía volver a repetir esta experiencia (aunque sigo siendo favorable a la existencia y a las posibilidades ofrecidas por el ebook).

Las grandes editoriales no son mejores por ser grandes, así como las pequeñas no son más serias y fiables por ser pequeñas. Cada una es una historia, cada editorial es un mundo aparte y ninguna te garantiza el éxito, ni la promoción adecuada, ni la distribución ni el alcance de público y crítica que cada uno sueña. Cada libro que se edita es una apuesta, tienes que moverte mucho por tu cuenta y desear que pase algo, creerlo.

Claro, tienes que sacar buenos libros, aunque, si hablamos de ventas, con “buenos” no me refiero a la calidad literaria, no necesariamente. Tu libro tiene que ser apreciado por el lector, eso es. ¡Matadme! tuvo algunas criticas excelentes y algunas malas o “ni fu ni fa”. Volveré a leerlo a distancia de siete años, a ver qué me suscita. Sin duda fue una provocación, un experimento (pásame la idea). Lo curioso fue que la escribí creyendo hacer algo muy comercial, y quizás la idea de fondo lo era. Pero no soy un autor de bestsellers, tengo que aceptarlo. El escasísimo éxito de mis novelas en España lo demuestra.

Tampoco he llegado a ser un autor reconocido y pequeño, con su nicho de lectores y críticos. Pero la culpa es mía, no es del público, ni del editor ni de la piratería (bueno, un poco sí): quizás no haya alcanzado ese nivel de manejo de la prosa en español que tengo en italiano, quizás mi búsqueda haya tenido un carácter indeciso, poco marcado, quizás me haya movido en una zona gris entre el deseo de vender mucho y ser amado y leído por un gran público, y el otro de querer ser considerado un autor de “culto” (pásame también esta palabra), pequeño pero con grandes ideas y páginas, intelectual, novedoso y no sé qué más.

El tema es que no podía y no quería dejar de escribir y saqué otras tres novelas, todas publicadas por Click. Intenté enviar los manuscritos a otros editores españoles, pero nunca recibí respuesta, menos en un caso (negativa y brevemente razonada). Así que me dije eso de “mejor con Planeta que en mi cajón”.

No sé, puede ser. Iba buscando mi camino y quería intentarlo. Lo intenté, y de eso no me arrepiento, puedo fallecer en paz. Me hubiera gustado tener, eso sí, un número mínimo de lectores suficiente no para ganar dinero, por supuesto, pero sí para entablar una amistad y un diálogo con ellos, para aprender más sobre mí mismo y mi proceso creativo. Eso sí que habría sido mi recompensa a tanto esfuerzo y tanto trabajo, a tantas esperanzas.

Ahora he vuelto a escribir en italiano. A raíz de mi experiencia en España estoy escribiendo de una manera completamente diferente, otros temas, otra investigación, otro idioma y otro yo. A ver qué pasa.

Como ves intento ser honesto contigo, lector. Por eso cuando digo “si quieres leer mi novela” no estoy pidiendo ninguna limosna, no espero hacerme millonario en un par de meses ni venderte alguna moto. Lo que te pido es que, si eres mínimamente curioso, leas mi novela antes de que desaparezca, en el formato que prefieras, y que me digas si ha merecido la pena o no.

Gracias,

Valerio Cruciani.

El perfume. Patrick Süskind


el-perfumeTítulo: El perfume. Historia de un asesino.

Autor: Patrick Süskind

Editorial: Booket Colección: Bestseller internacional

Traducción: Pilar Giralt Gorina Idioma: alemán

ISBN: 978-84-322-5114-6

Núm. pags.: 320

Tipo edición: Rústica

Novela.

Temas: París, fabricación de perfumes, asesinato.

Citas sobre: perfumería y olores, crimen, soledad, Francia del siglo XVIII, pobreza, orfanatos.

Estilo: escrito en tercera persona, punto de vista cercano al protagonista Grenouille (el asesino). Lectura de nivel medio.

Momentos para leer: en el parque en primavera, en el transporte público, paseando entre perfumerías, pescaderías y tiendas de productos químicos.

Para: amantes de la literatura y de los detalles, que buscan un thriller con ambientación histórica y lejos de los tópicos.

Uso didáctico: para clases de perfumería (si existen); para clases de literatura del instituto; para talleres de escritura avanzados.

Hijos de la misma rabia (reseña)


Portada del libro

Portada del libro

El 12 de mayo sale en las librerías italianas la última novela, la cuarta, de Matteo Di Giulio, Figli della stessa rabbia (Hijos de la misma rabia), publicada en Creative Commons por la editorial Agenzia X. Matteo es un amigo de los que surgían hace años, antes de que se difundiera Internet. Todavía no nos hemos encontrado en persona, pero llevamos ya un par de años escribiéndonos por correo electrónico, compartiendo nuestros proyectos, pidiéndonos consejo, desahogándonos como lo harían dos amigos (y escritores) sentados en la mesa de un bar.

Con Matteo comparto generación, profesión, desilusión y, por supuesto, el país que define nuestra nacionalidad en los documentos. De alguna manera esto ha influido en mi lectura de Figli della stessa rabbia. Sigue leyendo

¡Matadme! hace un año


Portada de la novela "¡Matadme!" de Valerio Cruciani.

Portada de la novela “¡Matadme!” de Valerio Cruciani.

Let’s celebrate! Se cumple un año de la nueva edición de mi novela ¡Matadme! en Click Ediciones (Planeta).

Disponible en Amazon y en cualquier librería online en todo el mundo.

Sinopsis.

«Hombre solo y desesperado no consigue matarse. Busca hombre o mujer, personas fuertes, decididas, para trabajo sencillo aunque cruento. Mátenme y me harán un gran favor. Seguro cubre todos los gastos, sobre todo los legales. Bufete de eficacia impecable. Interesantísima recompensa. Cualquier método de sacrificio es bienvenido. Para detalles, enviar carta mecanografiada y sin huellas dactilares al apdo. de correos nº 110, Madrid».

Un anuncio en el periódico nacional. Un policía obsesionado. Una recompensa. Un profesor de lengua, un cura, un quiropráctico, una feminista, dos periodistas en paro, dos gitanos, un escritor, una concejal y un productor de cine, entre otros, intentarán ayudar a morir a nuestro protagonista, pero…

¿Quién y por qué quiere morir? ¿Quién le ayudará por fin a conseguirlo? ¿Cómo lo hará? ¿Lo conseguirá?

El misterio que mantendrá en vilo a todo un país… y también a ti.

Y si quieres ver el booktrailer¡pincha aquí!

Reseña de “Negro spaghetti”.


Portada de la novela "Negro spaghetti" ©Click Ediciones

Portada de la novela “Negro spaghetti” ©Click Ediciones

El escritor, traductor y crítico literario Matteo Di Giulio ha publicado en italiano esta reseña de mi novela Negro spaghetti, en su blog especializado en literatura española y latinoamericana “Cuéntame”.

Aquí está la traducción.

“Es una de las metas más ambiciosas pero de las más difíciles de alcanzar: convertirse en escritor fuera de tu tierra, manejando un idioma que no es el tuyo y lograr emerger en un mercado editorial en el que las dificultades se multiplican.

Lo intenta el romano Valerio Cruciani con Negro spaghetti, novela publicada en español después de ¡Matadme!, ambos por el sello Click Ediciones, sello digital del Grupo Planeta.

El autor propone en salsa ibérica una versión apremiante y original de la novela criminal italiana.

Mafia, delitos, ajustes de cuenta, tiroteos, droga: hay muchos temas en las ciento sesenta páginas que componen la trama. Pero, detrás de la cara “negra”, se esconde mucho más.

Desde las primeras líneas, el lector es contagiado por la sensación -confirmada por Gervasio Posadas en su prólogo- de que Cruciani quiere cincelar el género policíaco y sus clichés hasta llegar a trabajar en la materia prima, en los arquetipos del suspense; y haciéndolo, elige la ironía como arma.

Jugar con las reglas de un género, construir personajes y situaciones fuera de lo común es un mecanismo abusado. En cambio Valerio consigue mantenerse en la difícil frontera entre parodia y realismo. Gracias a esta capacidad suya de tener alta la tensión sin caer en la caricatura, la novela da con el objetivo de ser al mismo tiempo épica y picaresca.

El ascenso de dos criminales romanos, emigrados a Madrid como el autor, se convierte en un contra-viaje del héroe, un duelo a distancia que se modela con el pasar de los años y que, al final, no puede que desembocar en una confrontación cruenta y sin piedad.

Negro spaghetti es una lectura agradable, fluida y rica de tensión emotiva. El estilo de Cruciani va en contracorriente: pocos diálogos y muchas descripciones; sin embargo no hay un momento de tregua y su elección compensa desde el principio hasta el final.”

Por Matteo Di Giulio.

Crowdfunding para la película de Mario Pagano


El director Mario Pagano está rodando su primer largometraje, Backseat fighter, proyecto cinematográfico con Iván Sánchez y Martina García. Un thriller apasionante cargado de intriga y tensión.

Han lanzado una campaña de crowdfunding para reunir el dinero necesario para terminar la realización de la película. El proyecto es sin duda muy interesante, te invito a que le eches un vistazo y que apoyes a Mario Pagano y a todo su equipo.

Backseat fighter

Pequeño resumen del año


2014 ha sido un año lleno de sorpresas, algunas malas, otras muy buenas… Las novelas en Click Ediciones (Planeta), los cómics en RocketMan Project (el próximo saldrá posiblemente en enero), la puesta en escena de En el palacio con Dinámica Teatral, la publicación en la revista Anáfora, y muchos más proyectos en marcha.

Os deseo un 2015 extraordinario, lleno de creatividad y de nuevas ideas, rodeados de amigos sinceros y personas positivas.

Resumen 14

Entrevista con el escritor Matteo Di Giulio


cuentameA veces las redes sociales funcionan. El escritor italiano Matteo Di Giulio (Milán, 1976) me ha encontrado en Twitter, he visitado su blog Cuéntame y enseguida le he enviado un email. Y aquí estamos.

He leído su novela I delitti delle sette virtù (Sperling & Kupfer, 2013), un thriller entretenido ambientado en la ciudad de Florencia durante la época del terrible predicador Girolamo Savonarola. Os invito a conocer a este interesante escritor y a visitar su novedoso blog dedicado a la literatura española.

Cuéntanos cómo nació Los delitos de las siete virtudes.

Nació por un desafío. El editor de Sperling & Kupfer, que me conocía por haber leído otra novela inédita mía, me invitó a probar con el género thriller en un ambiente histórico. Una novedad absoluta para mí. Al principio tuve muchas dudas, pero con el tiempo he empezado a creer en el proyecto y, una vez superado el obstáculo de la investigación, he empezado también a divertirme mucho más de lo esperado. Necesité tres meses de investigaciones y otros tantos para la primera versión. El borrador les gustó y de ahí empezamos a trabajar en la edición y en la reescritura.

Hoy en día veo todo ese trabajo como un desafío conmigo mismo, como un escritor que intenta recorrer un camino nuevo con toda la profesionalidad de lo que es capaz, sin miedo a equivocarse y con muchas ganas de aprender. Fui afortunado al tener una editorial importante que me respaldara desde el principio. Traté de atesorar cada momento para enriquecer mi trayectoria de escritor.

¿Qué nos dicen los personajes de esa época? ¿Qué nos enseñan?

delitti-7-virtuLo primero es que la historia es cíclica y que, después de tantos siglos, poco hemos cambiado. Los que tienen el poder mandan, los pobres siguen marginados. Los que son diferentes –mi protagonista es un chico musulmán en la Florencia católica de la época de Girolamo Savonarola- son utilizados por los ciudadanos de bien como cabezas de turco a la primera ocasión. También en el Medievo y en el Renacimiento eran los bancos y los grandes capitalistas los que gobernaban la política. Era una época de grandes injusticias sociales, de corrupción, de violencia. No me parece tan diferente de la realidad italiana actual, que en un estudio reciente ha sido situada en el último puesto entre los países más corruptos de Europa.

Háblanos de tu trayectoria de escritor y, sobre todo, de cómo has llegado a enamorarte de la lengua española.

Yo empecé como periodista, sobre todo como crítico de cine. A lo largo de muchos años me he ocupado de películas asiáticas, he escrito ensayos y he colaborado con festivales y revistas. Gracias a la ayuda de algunos mentores, empecé a refinar mi escritura. Siendo un gran lector, sobre todo de novela negra, quería intentar escribir narrativa. Empecé con algunos relatos y luego me dediqué a la historia que en 2009 se convertiría en mi primera novela: La Milano d’acqua e sabbia (Milán de agua y arena).

Una vez quitado el tapón, ya no pude parar y he seguido escribiendo, intentando inspirarme siempre en los autores que más he querido y estudiado. Mi segunda novela, Quello che brucia non ritorna (Lo que quema no vuelve) es al mismo tiempo una novela negra y una novela política sobre la memoria de mi ciudad, Milán, que en tan solo veinte años ha cambiado por completo. El giro que supuso Los delitos de las siete virtudes me permitió explorar géneros, tiempos y lugares en los que nunca me había parado a pensar.

Luego he escrito otro thriller histórico, también situado en el Milán de 1501, y una novela negra que habla de viviendas de protección oficial y del extrarradio más degradado. Espero encontrar pronto un editor…

Como lector soy omnívoro. El amor por el idioma español nació al principio en las páginas de algunas novelas que me gustaron mucho, como Soldados de Salamina de Javier Cercas o El corazón helado de Almudena Grandes. Pero el flechazo definitivo llegó cuando conocí a una persona española de la que me enamoré. Empecé a estudiar el idioma y ahora puedo disfrutar de la literatura española en versión original.

Preséntanos tu blog “Cuéntame”: cómo y cuándo nació, con quién colaboras, qué contenidos ofreces…

Cuéntame” es un experimento. La crítica literaria en Italia no se encuentra muy bien, por así decirlo, depende mucho de las modas del momento. Hay excepciones, pero en general todavía no ha saltado la chispa con la novela española, mientras sí se aprecia mucho la literatura latinoamericana. En mi opinión esta era una laguna muy grave que había que llenar.

Así nació este magacín, a mitad entre el blog y la revista literaria, en el que se habla de España a partir de sus autores y de sus novelas –tanto novedades como clásicos. Todavía estamos empezando, la estructura de la web se va definiendo día a día: recojo todos los consejos de esos amigos que saben más de esto y pronto espero encontrar unos patrocinios para ampliar el proyecto y los colaboradores.

Hay un poco de todo: noticias, reseñas de novelas traducidas al italiano o no, artículos, ensayos y pasajes de novelas propuestos como adelanto para nuestros lectores. La intención es la de ampliar nuestro radio de acción también a las entrevistas y a los reportajes desde los festivales literarios.

Hay unos cuantos editores italianos, desde los grandes, como Mondadori, hasta los menos grandes, como Marcos y Marcos, que se han interesado enseguida por el proyecto y nos están ayudando. Espero poder seguir así y aumentar el número de lectores y, por ende, el de los amantes de la literatura española.

¿Qué proyectos tienes para el futuro?

Publicar más novelas –este es mi trabajo, además del de consultor para algunas editoriales y traductor- y desarrollar “Cuéntame” de tal manera que crezca y se convierta en un punto de referencia en el panorama algo cerrado de la crítica literaria. Pero también para que sea un punto de encuentro para los amantes de España que hoy, en Milán, tienen solo la biblioteca del Instituto Cervantes como recurso.

¿Autores y editores españoles pueden dirigirse a tu blog?

Claro que sí, pueden enviarnos notas de prensa, noticias y reseñas, ya que nos ocupamos también de novelas inéditas. A veces es una lástima que incluso los grandes clásicos de la narrativa española, como Max Aub o Camilo José Cela, no hayan encontrado en Italia un espacio adecuado. Para mí sería un resultado importante el contribuir a su difusión.

¿Cómo definirías la situación política y cultural de Italia? ¿Qué puede o tiene que hacer un escritor?

Es una pregunta difícil. En este momento Italia está viviendo una época de recesión tremenda. La crisis económica, sobre todo en un contexto histórico en el que la clase política no consigue encontrar las respuestas, recorta los recursos a todo el mundo. El sector cultural es uno de los que más sufren en este momento negro, pero es justamente de ahí que, en mi opinión, tendríamos que volver a empezar.

No se puede solucionar la crisis económica sin antes resolver la cultural: las ideas nacen en las escuelas, gracias a la educación nace ese espíritu necesario para volver a levantarse.

El mundo editorial también se ve afectado por esta misma miopía que empuja a los que deciden a no asumir riesgos y a ser cortoplacistas, buscando solo el best seller sin invertir en proyectos de mayor calado. Por lo tanto si eres un escritor tienes solo dos opciones: o ya eres famoso o vendes mucho a la primera. Es frustrante, porque parece que estamos jugando a la lotería, mientras que en un clima más sereno se tendría que trabajar todos juntos para encontrar soluciones de calidad, que satisfagan a los lectores y que limiten las pérdidas.

En Italia más del 50% de la población no lee ni un libro al año. Sin embargo, no es una casualidad si las pequeñas editoriales no están sufriendo la crisis de la misma manera, en un momento en el que los grandes grupos tienen las cuentas en rojo. Los pequeños están trabajando con inteligencia, ofrecen productos interesantes y siguen una lógica editorial que le permite al lector aficionarse a su catálogo y confiar en ellos. Tenemos que seguir estos ejemplos virtuosos.

Visita la web de Matteo Di Giulio.

Presentación de “Negro spaghetti” en Logroño


Negro SpaghettiOrganizan: Centro Fundación Caja Rioja-Bankia La Merced y la Asociación Amigos del Plus Ultra.

Fecha: 7 de noviembre 2014 a las 19:00

Lugar: Centro Fundación Caja Rioja-Bankia La Merced, C/Marqués San Nicolás, 109 (Logroño).

El autor de la novela Negro spaghetti, Valerio Cruciani, presenta en Logroño su último trabajo publicado por Click Ediciones (Grupo Planeta), con prólogo de Gervasio Posadas.

Acompañado por Luciana Schiavarelli, de la Asociación Amigos del Plus Ultra, el autor hablará de cómo nació la idea de este thriller en el que mezcla mafia italiana, un Madrid distópico, películas en blanco y negro y guerras por el control de la prensa.

Entre ficción, reelaboración de los tópicos del género e inspiración basada en la realidad.

Al final del encuentro se ofrecerá un vino.

Sinopsis de la novela: ¿Puede un hombre cambiar su destino? La vida ha marcado a Marcello Colasanti un claro camino, desde pequeño ha estado rodeado de ladrones, violencia, sangre y venganza. Un nuevo nombre, Frank la Paglia, una pandilla y una ciudad por conquistar acabarán convirtiéndole en un poderoso mafioso en Roma. Pero todo cambia al entrar en sus vidas Tina. Tina es ambiciosa y manipuladora. Y es la mujer de Ricardo, el más sanguinario del grupo, pero Frank será su amante. Se verá obligado a seguir a Tina hasta Madrid, en plenos años 80, para acabar con su intento de hacerse con la ciudad.

Frank descubre así un gran secreto que cambiará por completo su vida con un giro que ni él podía imaginar. Frank la Paglia, arquetipo de héroe improbable. Un hombre que solo quiere salvarse a sí mismo, pero se ve arrastrado a salvar a otros.

Nota biográfica de Valerio Cruciani: escritor, poeta, traductor y guionista, ha publicado su primera novela ¡Matadme! en España. Ha sido seleccionado y premiado en distintas ocasiones en Italia y en festivales internacionales. Es profesor de escritura creativa en el taller Yo Quiero Escribir de Carmen y Gervasio Posadas. Actualmente trabaja en el guión de una película para una productora española y colabora con el artista Hugo Llera en la realización de cómics publicados por The Rocketman Project.

 

www.valeriocruciani.com

 

www.asociacionamigosdelplusultra.com

 

 

 

Reseña telegráfica: Perdida


PerdidaAsombrosa. STOP. Un thriller original y potente. STOP. Políticamente incorrecto. STOP. Cada giro es una vuelta de tuerca en el estómago del espectador. STOP. Dos horas y media que se pasan volando. STOP. Estilo impecable. STOP. La recomiendo sin duda alguna. STOP. Para volver a verla. STOP. Una película que te marca de manera extraordinaria. STOP.

 

 

¿Has leído mis novelas? ¡Matadme! y Negro spaghetti te esperan en Amazon y en todas las librerías online.